ES

Funcionamiento de los equipos de climatización
Información relevante en tiempos del coronavirus

Con el trasfondo de la pandemia del coronavirus, los profesionales de sistemas de ventilación y climatización se enfrentan actualmente con frecuencia a cuestiones relacionadas con el funcionamiento y el mantenimiento de sus sistemas. Nos gustaría abordar brevemente los puntos más importantes.

En principio, se puede establecer: la principal vía de transmisión de los patógenos Covid-19 es la infección por gotitas o también conocidas como aerosoles. La posibilidad de transmisión por el aire depende de varios parámetros, como el número de virus por gota, el tiempo que permanecen en el aire, la temperatura y la humedad.

Realice el mantenimiento ahora

El servicio que prestan los equipos de ventilación y climatización es ahora particularmente importante. Para garantizar que su sistema de climatización funcione de forma saludable e higiénica, especialmente en las condiciones de la actual pandemia de Covid-19, recomendamos que se realice un mantenimiento inmediato del mismo, incluyendo la limpieza y el cambio de filtros.

Preguntas frecuentes

¿Puede promoverse la transmisión del coronavirus mediante los sistemas de climatización?

Actualmente no hay pruebas de una posible transmisión del coronavirus a través de los sistemas de climatización. Los expertos están de acuerdo en que una buena ventilación en las habitaciones es más probable que reduzca el riesgo de infección, al aportar aire exterior limpio. Aparte de un sistema técnicamente maduro y de su correcta planificación e instalación, los requisitos previos para un funcionamiento seguro e higiénico son, sobre todo, un funcionamiento adecuado y un mantenimiento regular. Si estos puntos se observan concienzudamente, no hay, según los expertos, un mayor riesgo de infección a través de los sistemas de climatización.

Consulte nuestro estudio elaborado conjuntamente con la Universidad Técnica de Berlín sobre la propagación del virus en un aula con un alumno positivo, comparando la ventilación mecánica con la ventilación natural a través de ventanas (saber más)

¿Cuál es el efecto de la filtración?

En la cuestión de si los coronavirus pueden ser filtrados por los filtros de los sistemas de climatización, debe considerarse primero el tamaño de los virus. A diferencia de las bacterias, que son relativamente grandes, entre 1 y 10 µm, y por lo tanto se retienen adecuadamente por los filtros de polvo fino con clase ePM1 (F7-F9 según la normativa antigua EN 779), los virus son mucho más pequeños. El coronavirus en concreto tiene un tamaño aproximado de 0'16 µm, por lo que a priori se podría pensar que los filtros anteriormente señalados no hacen efecto. Sin embargo, los virus suelen estar siempre agregados a sustancias más grandes (aerosoles o partículas de polvo). La ruta principal de transmisión del coronavirus es a través de las gotas/aerosoles que emite el ser humano. Dichas gotas tienen un tamaño que oscila desde los 0'5 a los 15 µm.

Se sabe por otros virus que las gotas de 1µm de tamaño contienen un número suficiente para causar una infección.

Las partículas y aerosoles con tamaños de hasta 1 µm son retenidas con los filtros de clasificación ePM1, dependiendo el número de partículas retenidas de la eficiencia del filtro. Cuanto mayor sea la eficiencia, más gotas serán retenidas y así, permanecerán en el medio filtrante (e indirectamente, las partículas de coronavirus contenidas en las gotas). Por lo tanto, al sustituir los filtros durante el mantenimiento, debe prestar siempre atención a los equipos de seguridad personal (EPI). Sin embargo, esto se debería de aplicar independientemente de la situación actual de la pandemia, ya que por lo general no se sabe qué sustancias ha retenido un filtro.

¿Qué debe observarse durante el funcionamiento y el mantenimiento?

Las recomendaciones para el funcionamiento de los sistemas de climatización y ventilación durante la pandemia del Covid-19 se formularon en una declaración conjunta emitida por el BTGA (Bundesindustrieverband Technische Gebäudeausrüstung e.V.), el FGK (Fachverband Gebäude-Klima e.V.) y el RLT-Herstellerverband e.V. En general, se recomienda que las habitaciones sigan estando bien ventiladas, para aportar el mayor caudal de aire exterior limpio posible. La humedad relativa del aire de la habitación debe estar en un rango entre aprox. 30 y 65 %. Una humedad baja, 10-20%, ataca a las membranas mucosas del tracto respiratorio superior, por lo que la primera defensa del organismo queda desactivada y es más susceptible a los virus.

RECOMENDACIONES PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN:

  • No apague los sistemas de calefacción, ventilación y climatización que trabajen con aire exterior, ni reduzca el caudal de aire exterior.
  • En caso de haber componentes que promuevan la recirculación del aire, redúzcalos y preferentemente ciérrelos a favor de los componentes de aporten aire exterior (aire fresco). Si es posible, hacer funcionar los sistemas con un 100 % de aire exterior. De ser necesario, amplíe los tiempos de funcionamiento de los sistemas antes y después de los tiempos de uso del edificio.
  • Cualquier mantenimiento que se deba realizar debe ser abordado ahora y los periodos de mantenimiento deben acortarse. Especialmente en lo que respecta a los cambios de filtro y las inspecciones higiénicas.