ES

Se aprovecha la energía al máximo
Sistemas de recuperación de calor

Aprovechar el calor, la humedad y el frío ya disponibles, de manera eficiente tanto técnica como económicamente es posible por medio de sistemas de recuperación de energía personalizados y adaptados a las necesidades. De ese modo se reduce a largo plazo el uso de energía primaria y se influye positivamente en la amortización de la instalación. Las potencias necesarias que se van a instalar se pueden reducir notablemente, disminuyendo así los costes de inversión y funcionamiento. Según muchas normas y reglamentos nacionales e internacionales es obligatorio el uso de sistemas de recuperación de energía, lo cual se debe probar.